martes, 4 de noviembre de 2014

Primer Amor

Como toda rutina mañanera, y único trasporte a la universidad, estaba en la estación del tren. Mientras hacia la fila de recarga, me fije que estabas una persona adelante. Alto, espalda ancha y cabello rojizo. Te reconocí al instante. ¿Cómo podría olvidarte? Después de tanto tiempo, mi corazón aun corría a millón, sentía un tambor por corazón. Me puse roja, nerviosa. Desvíe la mirada para que no me reconocieras y siguieras tu camino. Espere a que te fueras en el tren de las 8:00am y yo espere por el de las 8:15am. ¿Que te iba a decir cuando hablaramos? ¿Hola? ¿Como estas? Quizás notarias mi nerviosismo, o mi cara sonrojada.

¿Como olvidar el primer amor? Si, es casi imposible. Esa persona la cual amabas como a tu vida, que te hacia volar, la persona en la que confiabas plenamente, la que robaba tus sueños. Recuerdo como si fuera ayer, tan solo teníamos 15 años. Mi madre me obligo a ir a un retiro espiritual por un fin de semana (lo cual para mi era una perdida de tiempo). 
 -"Mi nombre es María" dije.
 -"Hola, ¡Bienvenida! Descríbete en una oración" me dijo entusiasmado el líder grupal.
 -"Bueno, no se, no me gusta hablar mucho."
Y así transcurrió la misma conversación con todos. Pero tu seguías hablando con tus amigos, y yo solo observaba. El líder interrumpe tu conversación, y pregunta por tu nombre y una descripción, a esto tu respondes: "Soy Antonio, y me gusta hablar mucho." Quizás pudo ser mi imaginación, pero sonreíste y dirigiste tu mirada a mi.
Así bien todos nos conocimos durante esos tres días. Y ambos creamos una amistad que luego pasó a ser una relación formal.

Fuiste mi primera cita. Clásico, una salida al cine a ver una película de misterio. Recuerdo cuando me cogiste la mano por primera vez, mi corazón dio un salto y tu solo sonreíste. Nuestro primer beso en la pared de un callejón una noche lluviosa. La primera vez que te sentía tan cerca de mi, y te regale lo mas preciado que quizás una chica de 15 años tiene. Fuiste el primero en todo. Experimente tantas cosas que nunca había sentido y que nunca pensé que podía sentir. Mis amigos decían que solo eran hormonas revueltas pero, ¡imposible!, todo era tan real. No sabia que podia reír y amar tanto. Aquellos ojos cafés me quiataban el sueño, podía pasar horas observándote. Pero como extraño esos abrazos que me hacían sentir tan segura, como si todo el mal del mundo se desapareciera y solo éramos tu y yo.

Pero como todo, nada dura para siempre. Empezamos a distanciarnos. Tu te volviste dominante y yo me volví celosa. Las discusiones comenzaron a ser rutina y todo parecía llegar a su final. Así fue, tras varias discusiones terminamos la relación. No se tu, pero yo quede devastada. Jure nunca mas amar como te ame a ti tan ciegamente pero no puedo mentir, tengo que admitir que si he vuelto a amar pero jamás como a ti, jamás con tanta inocencia.  6 meses llorando bajo mis sabanas, otros 3 pensando en ti sin parar, la tristeza me consumía y me costo bastante volvidarte. Hoy día aveces me cruzas por la mente. Hoy te vi, y mi corazón todavía corría a millón. Quizás es verdad, quizás nunca llegas a olvidar a tu primer amor por completo.

sábado, 18 de octubre de 2014

¿Cómo pasó?

4:30 en la madrugada y todo esta en silencio, tanto que creo que soy la única despierta, todos estan en paz en sus sueños y yo sigo aquí, en la agonía, de no tenerte, de no estar a tu lado, de no poder tocarte e observarte. Mi vida, ¿qué nos a pasado? ¿Cómo terminamos asi? Tu por tu lado y yo por el mío. Vivimos a 15 minutos de distancia y te siento mundos aparte. 

¿Cómo comenzó todo? ¿Cómo es que no me di cuenta? ¿Como dejamos que esto pasara?
Quizás estoy loca, quizás ya no queda mas por que luchar. Pero no amor, yo se que si. Si no, ¿como es que me pongo nerviosa a a tu lado? o ¿cómo es que se me eriza la piel cuando me besas?

Pero... cada dia es más complicado, ¿o soy yo quien se complica la existencia? Cada día nos alejamos más y más, y ya no se que hacer. Amor reacciona, ¿no vez que ya no puedo más? ¡Necesito saber! ¡Necesito respuestas!

¡Diablos! Tantas preguntas y pocas respuestas. 


viernes, 17 de octubre de 2014

Y fui toda en mí como fue en mí la vida.

Me levante esta mañana con la idea de crear un blog. No tengo la menor idea que compartiré aquí pero el tiempo lo dictara. Por ahora, los dejo con uno de mis poemas favoritos.

Yo misma fui mi ruta
(Julia de Burgos)

Yo quise ser como los hombres quisieron que yo fuese:
un intento de vida;
un juego al escondite con mi ser.
Pero yo estaba hecha de presentes,
y mis pies planos sobre la tierra promisoria
no resistían caminar hacia atrás,
y seguían adelante, adelante,
burlando las cenizas para alcanzar el beso
de los senderos nuevos.

A cada paso adelantado en mi ruta hacia el frente
rasgaba mis espaldas el aleteo desesperado
de los troncos viejos.

Pero la rama estaba desprendida para siempre,
y a cada nuevo azote la mirada mía
se separaba más y más y más de los lejanos
horizontes aprendidos:
y mi rostro iba tomando la expresión que le venía de adentro,
la expresión definida que asomaba un sentimiento
de liberación íntima;
un sentimiento que surgía
del equilibrio sostenido entre mi vida
y la verdad del beso de los senderos nuevos.

Ya definido mi rumbo en el presente,
me sentí brote de todos los suelos de la tierra,
de los suelos sin historia,
de los suelos sin porvenir,
del suelo siempre suelo sin orillas
de todos los hombres y de todas las épocas.

Y fui toda en mí como fue en mí la vida.

Yo quise ser como los hombres quisieron que yo fuese:
un intento de vida;
un juego al escondite con mi ser.
Pero yo estaba hecha de presentes;
cuando ya los heraldos me anunciaban
en el regio desfile de los troncos viejos,
se me torció el deseo de seguir a los hombres,
y el homenaje se quedó esperándome.